A deu 07


Y me deja una peli y nuevas experiencias,
Un montón de amigos y una vida nueva
Me deja tres sueños en un puñado de estrellas.
Me deja esperanzas y la fe compuesta,
Muy buenos recuerdos y una historia buena…

Me deja imágenes de niños tocando,
Me deja el susurro de una mujer bailando,
Me deja las huellas del que va caminando
Y me deja depronto, su mano a mi lado.

Este año se va y me deja voces en varios idiomas,
Me dejá ciudades que hicieron historia
El 07 se va dejando marcas sobre la arena,
Nueva sangre entre mis venas.

- Prospero! Tenía un año que no te veía!!
Te deseo salud, paz, amor, trabajo, polvos maravillosos y unas lindas vacaciones.
Y a ti que me lees, qué te dejó el 07?

Siempre

Amar siempre es ganar.
Dar, como dice Fito: dar es dar.
Reconocer, asimilar, afrontar.
Dudar, perder, llorar.
Y contigo… bailar siempre es soñar,
flotar, amar, flotar.

Volver a volar.
Nunca se sabe como se da,
pero al final de cuentas
todo es igual,

amar siempre es ganar.

Del Caribe colombiano.


Estando en Barcelona a uno le preguntan todo el tiempo: -“De dónde eres?” a lo que yo respondía al principio, -“colombiano”- y algunas veces me miraban extrañados, como queriendo escucharme nuevamente. Entonces, me tocaba explicarles que mi acento es distinto, porque soy del Caribe colombiano y que somos diferentes, pues naturalmente, no es lo mismo nacer y vivir en ciudades lluviosas entre montañas frías, que bajo el sol ardiente cerca a la inmensidad del mar.

Después de leer la columna Contra los Costeños, parte de una triste trilogía de la última edición de la revista www.soho.com.co, y que ha generado un aguacero de insultos virtuales entre los diferentes ciudadanos, es inevitable escribir algo, cualquier cosa, antes que se me revienten las tripas. Es inevitable sentir pesar y lástima por ellos, por nosotros, por la gran mayoría y mandar mails de indignación.
Luego, ya con la cabeza menos caliente, se vuelve inevitable preguntarse ¿qué clase de medios de comunicación tenemos, si la revista nacional más progresista promueve la publicación de ese tipo de columnas? La respuesta es clara: hay que sumar lectores, armar escándalo, vender más. Empelotar siliconas, ya no es suficiente.

-“¡Qué gran idea! escribamos columnas contra los cachacos, contra los paisas, contra los caleños. Eso! jodámonos mas, hagamos lo que mejor sabemos hacer, pelear, autodestruirnos.”-

Algunos dirán que es necesario aprender a burlarnos de nosotros mismos. A algunos les parecerá una columna divertida, sarcástica, llena de humor negro, a mi me pareció ofensiva, provocativa y poco constructiva, sobre todo para un país sumado en la ignorancia y la pobreza. Quisiera uno pensar que se convertiría en un dispositivo para el debate, para aprender a ser críticos y a reconocernos como sociedad multicultural, pero ninguno de los comentarios de los lectores apuntan a eso, por el contrario, acentúan las diferencias y promueven la violencia. Quisiera uno pensar que la situación es banal, pero yo creo que no es tan sencillo.

Sobre la columna Contra los Costeños, a mi la parte que me molesta particularmente, es en la que el autor dice que los costeños no trabajan, pues se me hace inevitable pensar en Salomón, el moreno que hace 20 años exprime unas 300 naranjas cada día para vender su jugo refrescante bajo el implacable sol. El man de la columna repite que no trabajamos y pienso en mi abuela, madre de 8 hijos, hoy todos profesionales y pienso en el obrero mezclando brea hirviendo cerca a la construcción. Y entonces, el man insiste en que no trabajamos e inevitablemente pienso y sueño, porque así somos los nacidos frente a la inmensidad del mar, y entonces se me antojan las voces de Arroyo, Vives, Cabas, Baena, Rentería, Cabrera, Mebarak, Valderrama, Tcherassi, Grau, García Marquez y tantos otros sin los cuales Colombia no sería la misma. Así, de un momento a otro, en lo mas profundo de mi alma escucho sus voces de protesta y entonces sueño que Soho se preocupa y el escándalo se arma, pero en vez de venderse mas revistas un grupo de costeños en Bogotá atacan las sedes del grupo editorial con bolsas de agua y puñados de maicena, tapados con mascaras de Torito y Marimondas para que no los acusen de terroristas. Y entonces veo la sala de redacción en la revista donde un periodista le pregunta a Daniel, -“¿jefe y ahora que vamos a comer?”- Y Daniel responde tajantemente: -Mierda!


No obstante, en Macondo siempre han llovido flores amarillas junto con balas. Se comían chivos, pero también tierra y cal. Por lo tanto tengo que decir que la región Caribe, es un amplio territorio comprendido por siete departamentos que cuentan con ríos, lagos, desiertos, llanuras, puertos, ciudades turísticas, comunidades indígenas, parques naturales, recursos como carbón, níquel, sal, café, algodón, ganado, una sierra nevada junto a playas paradisíacas y 9 millones de habitantes, de los cuales mas del 70% vive en los bordes de la miseria. Es lamentablemente, la región mas pobre del país y no creo que sea por física flojera, más bien, por un centralismo que nos ha saqueado, una corrupción implacable, obviamente cimentada en una tremenda falta de educación. Los costeños, buenos para ver la vida con alegría, no hemos sido capaces de construir una sociedad más ordenada y menos injusta, mientras los cachacos, los caleños y los paisas han puesto todo de su parte para que la situación permanezca igual.

Es paradójico que la región que con su arte, su música, sus artesanías, su literatura y su deporte le ha dado identidad cultural al país en el exterior, no haya parido lideres dignos que la saquen del eterno atraso, y ni los políticos, ni los empresarios, ni los académicos, ni los trabajadores, ni los artistas, ni los estudiantes, hemos sido capaces de ponerla en donde debería estar.

Es triste ver la proliferación de insultos entre cachacos y costeños, otra guerra dentro de la guerra, un humor que nos divierte y nos divide, que no nos deja construir un país donde quepamos todos.

Por eso, es igual si algunos no nos entienden, somos, hemos sido y seremos Caribes, todos los que hemos nacido o pasado largas temporadas en esas tierras de bolita’e coco, caribañola y mango biche, todos los que alguna vez hemos bailado un Vallenato, una Cumbia y un Porro, todos los que hemos trabajado duro para poder un viernes cualquiera, hundir los pies en la arena, mirar el horizonte y cogerla suave mientras disfrutamos del atardecer.

Para el costeño, o al menos para mi, ser del caribe se convierte en un sentimiento que traspasa fronteras y por eso me jode cuando siento criticas destructivas, al tiempo que me siento impotente frente a lo que pasa, cuando busco y no encuentro salidas.

De algo si estoy seguro, Ser Caribe es una actitud, un estilo de vida, una filosofía, que se va con nosotros para donde nosotros nos vamos y que se junta con los iguales, un espíritu que se lleva por dentro y por lo tanto seguiremos siendo escandalosos, extrovertidos, alegres, al tiempo que es cierto que debería ser un reto, debería por fin convertirse en un compromiso, para hacer críticas constructivas, generar diálogos productivos y que cogerla suave no se nos vuelva, el estado natural.

Sí, aunque a algunos les duela, seguiremos siendo como el mar, transparentes, con diversas tonalidades, incansables, seguiremos siendo románticos, sensibles y sobre todo, no-violentos, pero estas columnas podrían ser un punto de encuentro para un debate mas a fondo. Es triste y peligroso ver como se gesta el racismo en Bogotá con grupos en Facebook que piden la salida de los Caribeños de la capital. En una sociedad y una ciudad tan convulsionada como esa, no quiero ni pensar que podría pasar si los jóvenes se organizan en pandillas, ¿parece exagerado? tal vez lo sea, pero ¿cuántos muertos han producido las barras bravas?

En todo caso, creo que es igual o más peligroso, creer que en nuestra costa todo está Mono como el Pibe, mientras la realidad sigue como siempre, patas pa arriba.

Al igual que Salomón, el man de los jugos de naranja, para los que quieran ver una visión interesante sobre el Ser Caribe y el Ser Bacán ahí les dejo este blog.
http://hugogonzalezmontalvo.blogspot.com/

Qué será lo que tiene esa mujer?

Le pregunté a Carelibro: ¿Qué será lo que tiene esa mujer? Y Jorge me respondió: -“ que resplandece como estrella y le falta a las demas eso que le sobra a ella... lo que tiene esa mujer te parece irresistible....”- y Javier me dijo: -“el reto de ser conquistada”- y Darío agregó: -“lo que no tiene la otra”- Junior afirmó: -“será el Espiritu Santo de Dios”-.
-“Unas nalgas bien chéveres...”- Sentenció Freddy entre risas.

Son y serán muchas las respuestas, así es Carelibro, pero yo descubrí que además tiene los ojos mas claros que el pelo, el corazón mas grande que el pecho, la conviccion mas grande que las ganas, las ganas mas grande que los senos, los sueños mas grandes que los miedos… y un par de piernas morenas, firmes, divinas, capaces de temblar de amor.

Esa mujer tiene la elegancia del Tango, la pasión del Flamenco y la alegría de la Salsa. Esa mujer tiene poesía en su mirada y mi inspiración enredada, esa mujer tiene pecado, tiene ambiciones, tiene egoismos, espejismos, ganas entre sus venas, el alma entre las piernas.

Esa mujer tiene un delicioso parecido, con lo que un día soñé.

Hoy es un día normal.

Xavier camina por uno de los trenes de la Renfe, la empresa de trenes de Barcelona.

-“Por qué no te callas?”- Le dice el Rey de España a Chavez en la cumbre iberoaméricana. Uno se pregunta qué pitos toca el Rey de España en una cumbre de mandatarios elegidos democráticamente. Uno se pregunta qué clase de democracia existe en un país donde el presidente cierra medios de comunicación, prohibe conciertos de ciertos cantantes, no tiene oposicion en el parlamento y propone un referendo para proclamarse presidente por tiempo indefinido. Pero lo mas interesante es que la televisión española no tiene tiempo para explicar de qué estaba hablando Chavez y la gente del mundo no tiene tiempo para leer el periódico. Hay un corte a comerciales y entra la publicidad de Movistar de Repsol y del Grupo Santander.

Xavier está borracho, ha tenido un mal día, mira a un lado y al otro, discute con alguien en el teléfono y de un momento a otro, algo le da rabia, es una chica bastante menor que él.

-“Por qué no te callas?”- Pregunta el Rey.
-“Por qué no le escuchas?”- Me pregunto yo.

La escucho, me dice que me vaya si quiero… si estoy aburrido de verla bailar Tango durante una hora: -“Sí, ya estoy rayado, pero quiero quedarme”- le contesto.
-“Quieres quedarte y entonces por qué estás rayado?”-
-“Por sé que no me van a alcanzar las palabras, porque no se escribir poemas, porque verte bailar es un poema y yo odio la redundacia, el exceso de belleza se vuelve una melcocha insoportable que luego no puedo quitarme de encima”-
-“Mierda, está bien… pero no me odies.”-
-“No, tranquila, aún no.”-

Ella no la mira, él empieza a odiarla, le grita, la escupe, le acaricia las tetas, la vuelve a insultar: -“ecuatoriana de mierda… vete para tu país”- y le mete una patada en la cara. Pudo decirle venezolana, colombiana, peruana, daba igual, igual salió libre.

584.089 pesos paga mi tío por su cuenta de este mes en Movistar. Bastante más de 584.089 gramos de coca se consumieron en el verano pasado en Ibiza, de los cuales Xavier dejó dos rayas para el regreso y se metió justo antes de tomar el tren. 584.089 desplazados por la violencia se encuentran asentados en los departamentos de la Costa Caribe colombiana, 584.089 bocas que hace rato no comen y hace muchisimo… no sonríen mientras el resto de mi mundo hace mas o menos… lo que le da la gana.

Un día bacano.


10:00am

- De dónde eres?
- De Colombia.
- Y a qué huelen las flores de Colombia? Me preguntó el.
– A muertos – pensé yo, pero preferí no responder.
- Qué es mas importante, el mar o el cielo? - Pregunté yo.
- El horizonte, me contestó él... y me jodió


05:00pm

Escucho A lo loco, y pienso:

Celia nació entre palmera y libertad, Pau entre el arte y la maldad. Celia no conocía de coherción, Pau creció viendo en la tele al dictador. Celia nació en La Habana, cuando España estaba en guerra, Pau creció en Barca, cuando Cuba se empezó a oxidar.

Yo creo que el mundo está cagado pero esconde un poder particular, multiculcutar, interplanetario y atemporal. Un poder que tiene buen clima y se puede bailar… que permite ver lo bueno, donde parece no estar.

A Celia le gustaba el Mojito, Pau prefiere el Jarabe de Palo, pa Celia la Vida era un Carnaval, y a él todo le parece bacano.


11:45pm

-" Existe un mundo, donde los jóvenes cambiaron la trigonometría por la poesía, la economía por el teatro, donde la historia se enseña con cine y los ricos son muchos mas que los pobres. Existe un mundo donde la toleracia se impone y las sonrisas son comunes, donde el hambre no existe y todo nos une. Existe un mundo, donde los mangos crecen silvestres y los rencores se pierden en callejones oscuros por donde nadie pasa. Existe un mundo donde los pajaros cantan y componen sin peligro, donde pueden hablar pero sobre todo escuchar a sus semejantes. Existe un mundo sin ignoracia, un mundo siempre con música y con tiempo para apreciar los detalles. Existe un mundo repleto de pequeñas cosas, un mundo muerto de la risa, con atardeceres eternos y romances perpetuos, con un pasado de cariño y un futuro de ilusión. Un mundo tan complejo como maravilloso, lleno de paz, armonía y naturaleza. Existe ese mundo, igual si me crees que si no, igual existe. Una cosa si te advierto, como vuelvas a besarme de esa manera… te arastraré por el pelo, y te dajeré ahí tirada... para siempre."-

Se lo dije al oido mientras bailamos, pero la música sonaba fuerte, así que aún no se si me escuchó.

Soraya y Yo.


Soraya, una mujer valiente salió corriendo, yo, un tipo cobarde, me estoy quedando. Soraya es de carne negra y hueso fuerte, yo soy un tonto expectador, jugando a la suerte. Soraya no encontraba motivos pa seguir viviendo, yo, que lo tengo todo, no se si llorar o seguir riendo. Soraya es una madre viuda, desplazada del Chocó, yo un pobre marica, hablando de amor. Amor no es olvido, nos dice Soraya y todos en Barcelona parecemos conmovidos, con su historia en pantalla.

Dicen que cada vez se hacen mas documentales en Colombia, yo me pregunto, y de que sirve? Si cada vez, desplazan a mas Sorayas…

Día de crisis.

Aquella lleva las compras de la casa, él va a seguir trabajando, ellas se escaparon de clase, aquel se va a perder el partido, ¿y yo qué hago aquí?

Name compra los votos, Perea lo acusa, en la habitación de al lado tiran un polvo, Ana come merluza, y yo me pregunto: ¿qué carajo hago aquí?

La paisa que conocí ayer paga su tercer master, esta mañana fui a renovar el NIE, los que antes follaban ahora me invitan a una cerveza y les pregunto a ver si ellos saben: ¿qué estoy haciendo aquí?

Él quiere ver a su hijo crecer, el de mas allá la quiere ver a ella, ella decidió salir del closet. El sol ahora sale mas tarde y la vida es mas oscura.
Y si ya termine el curso, si no me interesan los euros en exceso, si trabajar en lo mío no se puede, si ella no me llama, si la otra no me gusta, yo me pregunto: ¿qué carajo hago aquí?

Gran Hermano responde “tu lo sabes bien, vivir es así”

Las definiciones

La libertad es el oxigeno del alma, lo mas parecido a la felicidad. El amor es lo concreto. La soledad, una necesidad. El sexo es diversion, la vida es un paseo, la inteligencia una virtud. El miedo, el mas grave error. Las definiciones, una muestra de arogancia y la arogancia, no mas que humanidad. El éxito? El éxito es despertarse, mirarse al espejo y sonreir de tranquilidad... por eso es tan dificil.

Sol de Mediodía. Egidio Cuadrado y "La Provincia" *


*Publicado en www.vallenato.com


Un amigo me pidió que escribiera una columna para www.vallenato.com. Nojoda escribir sobre vallenato? Desde Barcelona? y sin botella e’ ron y sin guacharaca? Así, a palo seco? – Manda huevo! y por que no?” – Pensé.

Exactamente lo mismo pensó Egidio cuando vio a Carlos entrar con esos manes de pantalones rotos, chaquetas de cuero y pelos largos de Distrito Capital.
– Manda huevo! y por que no? -

Todos los que han hecho cosas grandes es porque se han arriesgado y gracias al riesgo corrido por ese acordeonero, hijo de campesinos de Villanueva, la cabeza, el alma y el corazón de por lo menos una generación de Colombianos se ha partido en mil pedazos.

Qué habría sido de aquel actor de telenovelas si Egidio no lo intenta? si Egidio dice que al Vallenato nadie le puede meter guitarra eléctrica? – Nunca lo sabremos, tal vez Vives habría buscado a otro y tal vez habría fracasado o tal vez el man habría seguido empeñado en hacer el Rock de por allá y nunca habría encontrado El Rock de su Pueblo, de nuestro pueblo, o tal vez, simplemente, se habría entrompado a Betty la Fea.

No pienso ni discutir cual de sus discos es mejor, porque no tienen canción mala, es una muestra de disciplina y de visión, claridad en el camino a transitar, reencontrar la raíz para mezclarla, darle cuerpo y proyectarla.
Hoy “La Provincia” no es vallenato, ni cumbia, ni salsa, ni porro, ni fandango, pero tampoco es Carlos Vives, ni es rock, ni balada, ni MTV, “La Provincia” es todo eso y no solo es eso, también es río, sierra, desierto, selva, montaña, playa y ciudad, mucha ciudad. “La Provincia” es Zuleta, Oñate y Diomedez, pero también es Fonseca, Cabas y Silvestre.

“La Provincia” soy yo a los 5 años viendo Escalona. A los 7 años, el 7 de Diciembre del 91, en el Romelio Martínez, cantando “La Hamaca Grande” abrazado a mi papá, “La provincia” son los quinceañeros, las fiestas de noviembre en Cartagena, las peas en Bogotá, cada uno de mis amigos y mis novias, con sus actuales novios y sus exnovias. “La Provincia” son las lágrimas en el concierto cantando “La Cartera”, es cada uno de los Carnavales de Barranquilla, los atardeceres del Caribe y todos mis recuerdos sobre la felicidad.

Por eso no sé que sería de mi generación sin “La Provincia”, si “La Provincia” es mi generación. “La Provincia” nos enseñó a bailar, a cantarles a los otros y a nosotros, a enamorarnos como nuestros padres, con nuestros propios gritos, nuestra propia globalización. Egidio lo sabía, “ vea compadre, no lo hace tan mal, algún día grabaremos juntos” ‘ le dijo cuando lo conoció y no era pea, o tall vez sí, los borrachos casi siempre dicen la verdad.

Y la verdad es que Carlos Vives no sería alguien sin “La Provincia”, ni Colombia sin sus provincias, ni “La Provincia” sin Egidio. Y todo por que? Por que Egidio ha sido del Polo!

No, no del Polo Democrático ni mucho menos del Polo Norte, ese man es el del Polo a Tierra, a nuestra tierra, a La Tierra del Olvido, por eso nunca usa camisetas Polo, porque las prefiere a rayas, o a cuadros, esas fresquitas que parecen de algodón recién recogido, las de siempre, las que usa mi papá y usó mi abuelo con su sombrero bien alón, a quien pa remate, aún le gusta el ron.

Por eso yo tengo toda la colección grabada en la memoria del PC y en la de mis afectos, por eso solo sueño con que dentro de algunas décadas a jóvenes talentos, con ideas aún más raras, les de por reencauchar las canciones de estos juglares de finales del siglo XX.

“La mañana esta bajando de la sierra
tiene su tonada sabor a melancolía
y en la Valle se despierta la alegría
nace el festival de las entrañas de la tierra.

y de los Altos llegará Egidio Cuadrao
con su pedazo de acordeón
que llevo en el alma mía
y de los Altos bajará Egidio Cuadrao
y con Carlitos se dará,
un abrazo en la tarimaa…”

Mi día de Amor y Amistad

Aventura tiene treinta y tantos años y un metro cuarenta y siete de alto, nació en Barcelona, nunca vio un negro en su infancia y tiene un novio en Perú que nunca ha visto personalmente. Ahora, está bailando Champeta, yo la he puesto desde barranquillaestereo.com.

Ambición tiene los ojos verdes y me ofrece cincuenta euros por cada giro de mil euros que haga a Colombia. Puedo hacerlo a nombre de otros clientes registrados en la base de datos, me dice. Suspiro, pienso en Tristeza, la niña que en una lancha rápida, llegó tarde a Buenaventura, con una esquirla de tractor clavada en la espalda.

Soledad se comé la cabeza, el cuerpo y el alma con sus ganas de ser deseada, con su amargura camuflada, con su sensación de vacío y plenitud. Pienso en su cuerpo pidiendo sexo, caricias, placer, en sus ojos llorosos cada amanecer. Soledad quisiera retroceder el tiempo o al menos detenerlo, o al menos que un chico guapo, inteligente y decente, aparte de fallársela, se enamorara de ella.

Juventud disfruta en el espejo de sus pezones dorados, de sus curvas perfectas, de su posibilidad de elegir, rechazar, de su deseo mesurado, controlado, enfocado. Juventud disfruta hasta de su verdad a medias, su gusto exigente y su incapacidad de hacer ahora lo que no podrá hacer mas adelante.

Esperanza tiene cinco años, una sirenita agarrada por el pelo y una rabia inmensa porque su papá se ha comido todos los helados. Nació en Perú pero dice que ayer cazó una “papayona" (mariposa en catalán) y que esta tarde va al Bar a escuchar música y a dibujar.
Aburrimiento y Alegría escribimos este post a dos manos mientras matamos el domingo escuchando que de nuevo a Coron-Coro se le murió la madre y leyendo que Érase una vez el amor pero había que matarlo, recargando celulares, pensando en los amigos que a esta hora, del otro lado del charco llegan a dormir despues de desayunar y deseandoles a todos, muchos días, de amor y amistad.

A disfrutar contigo.


Ya sé que a mas de uno le parece ridículo ir a un concierto de Alejandro Sanz, pero no me importa, ella y yo, al menos en eso, hay un punto Donde convergemos, así que le dije Toca para mi y así empezamos un Duelo al amanecer hasta que al Palau Sant Jordi, Se le apagó la luz.

Hoy, Todo sigue igual! Este amor, Los dos cogidos de la mano. Yo sigo Pisando Fuerte y demostrando que Lo que fui es lo que soy, ella Viviendo Deprisa y Completamente loca.

No obstante, en pleno concierto le dije: Si tu me miras Tu letra podré acariciar, porque cada vez que desapareces no sabes Como te echo de menos. Así que vente niña, Vente al más allá, a este Universo de pequeñas cosas, porque cada vez que te largas dejas con El alma al aire, a Este pobre mortal... matándose A golpes contra el calendario.

¿Lo Ves?, No es lo mismo decirte las cosas que cantártelas o escribirtelas. Quiero Morir en Tu Veneno sin importarme lo que ellos digan, pues ya sé que Ellos Son Asi mientras La Fuerza del Corazón me dice que Eres Mia, tan mía como Ese Que Me Dio Vida, tan mía como Mi primera canción, una Canción sin emoción.

La pregunta Amiga mía, es ¿por dónde empezar a quererte? si mi historia es larga y el concierto fue tan corto, si lo que tengo para compratir es tanto y tu tiempo es tan poco. Solo puedo decirte que Mi Soledad y yo eramos felices y que te juro Por Bandera que Se Me Olvido Todo Al Verte. Ese día pensé, en pleno rodaje de nuestra película: Y, ¿si fuera ella? y si solo tengo Ese ultimo momento para curar mi Corazón Partío.

Hoy que no estas, y que han pasado unos días desde aquel bonito concierto, siento que Siempre es de noche y que has dejado Un charquito de estrellas y de recuerdos, de miradas, de caricias y de besos, esparcidos en mi conciencia.

A pesar que Hicimos un trato, creo que Eso, Tiene que ser pecado, así que solo por hoy, mejor Me iré, y mientras Al olvido invito yo y te pido: Regálame la silla donde te esperé y donde He sido tan feliz contigo, mientras me limito a creer que Si hay Dios, permitirá que Aquello que me diste Esa noche permaneza en mi, cada noche, Cuando nadie me ve, cada vez que Llega, llegó soledad.

De todas maneras guardaré la esperanza Para que me quieras, Si he cantado mal, creo que Lo diré bajito: Hoy llueve, hoy duele y yo Te quiero te amo, con exagerado romanticismo y absoluta ingenuidad. Así que Te lo agradezco pero no, no me me voy a ir corriendo A la primera persona que se aparezca. Mas bien regresa tú, niña, regresa y Enséñame tus manos que aunque una y otra vez La Margarita diga no, yo quiero dejar La peleita y subirme a disfrutar contigo, de El tren de los momentos.

Ani Versario.


El de Llogry, el de Ramiro, el de Giannina, el de Melissa y hasta el de Big Fhish.
Mi capacidad para olvidar fechas de cumpleaños es, como dirían en españa, alucinante!
Algunos me han argumentado que eso es por andar solo pendiente de mi blog, pero se equivocan, el blog también cumplió un año y yo pasé de largo.

No obstante, quería, aunque fuese despues de pitos, dar las gracias a todos los que se toman el trabajo de leerme y hasta de comentarme. Los que me critican y los que me aplauden, los que entran en silencio creyendo que yo no los veo, los que me han dicho cosas tan hermosas como inesperadas, en fin, los que tienen la sensibilidad suficiente para compartir un año mas de vida y amistad.

Como no hay palabras suficientes para agredecer las buenas energías enviadas ni para disculparse por mi molestoso envío de mails y zumbidos virtuales con invitaciones, decidí hacer una cosa mas productiva, comprar una cámara, tomar fotos y montar un nuevo blog exclusivo de imágenes.

Así pues, El ojo de Alfred, intentará observar mas que mirar. Intentará detenerse en esos espacios, situaciones y personajes que me rodean. Tal vez sigue siendo un impulso arrogante: querer detener el tiempo, capturar la realidad, reconfigurarla... o tal vez, más que prepotencia, sea lo único que me siento capaz de hacer para sobrevivir en este mundo, que va a toda mierda. En lo mas amplio del significado mierda.


Y feliz cumpleaños a todos los que he olvidado en sus fechas y a todos los que olvidaré!

... lo demás es Roma.






El verde se exparcía a nuestro alrededor, bajabamos por un camino empedrado, habiamos dejado la fuente atrás, entonces ella me preguntó: -“¿entonces tienes un blog?”-
- Sí – respondí
- ¿Y sobre que escribes?
- Pues sobre lo que me ocurre y lo que se me ocurre.
- Ya… pero cual es el objetivo de tu blog?
- Fue entonces cuando la miré de frente y di dos pasos en silencio antes de responder.

Varios días antes, pensé que este post debía empezar describiendo las caras de la pareja de italianos que cargados de maletas, se dirigían conmigo en el último bagón del del tren, del aeropuerto a Termini, la principal estación de Roma.

Sin embargo, este post empieza con la descripción de esa conversación en ese parque. Viajar te trae sorpresas. Como por ejemplo, llegar y no poder comunicarme con la amiga que me había buscado el hotel y darme cuenta que mi otra amiga realmente no sabia donde hospedarme, sorpresas como entrar al primer hostal de referencia y no encontrar habitaciones disponibles, sorpresas como llegar a la segunda y última opción, y que te ofrecieran un cuarto para compartir con 8 personas.

El indio (literalmente de la india) que me atendió, me dijo, en un inglés peor que el mío –“es bueno porque está vacío, puedes tomar la cama que quieras y seguro vendrán chicas lindas”- La verdad es que no tenia mas opciones, pagué dos noches, dejé la maleta y salí con mi cámara nueva a fotografiar la ciudad eterna.

Empecé a encontrarme con una y otra iglesia y con una y otra plaza y con una y otra ruina hasta llegar al Coliseo Romano, entendí entonces, o mejor, recordé... lo insignificante y prepotente que somos los humanos. Roma tiene 2.750 años, eso no tiene perspectiva posible. Muchas de las ciudades de Colombia no llegan a los 200.

Somos, como personas y como sociedad, nada en la historia mundial y aunque repetimos una y otra vez las mismas estupideces y parece que ahora sí estamos acabando con el planeta… a mi me terminó quedando la absolutamente extraña sensación de que no estamos tan mal, tal vez lo único que necesitemos, sea mas tiempo.

Mientras escribo esto, casi nueve días después, en el locutorio me preguntan: -“Qué tal Roma, viste al nuevo papa? al soldado de Hitler?”-

Eran casi las 9pm y mis amigas no aparecían así que regresé al Hotel u Hostal, mejor dicho, a ese apartamento incrustado en un edificio del siglo 18 o 19 en donde habían dos baños, una enorme puerta de madera y cada habitación estaba tan abarrotada de camas que les tocó poner cuatro mas en cada armario. No me pregunten como pero los armarios, closets o como quieran decirles... se abrían con persianas y en vez de ropa, habían camas incrustadas, donde ciudadanos del mundo, a menudo acompañados por una mochila enorme, pasaban una, dos o hasta cuatro noches.

Mi habitación continuaba sola y en silencio, pero de un momento a otro una jovencita encerrada en un cuerpo de mujer entró con unos seres extraños y transparentes revoloteándole en la cabeza. – Hola – me dijo. – El es Antonio y yo soy María de los Ángeles – Entonces entendí, que se trataba del eslabón perdido entre madures y juventud y que los extraños seres no eran mas que Ángeles que una vez la conocieron, no pudieron dejarla.

Cinco minutos mas tarde reconocimos el parecido entre el sur de España y el norte de Colombia. Cuatro días después, borrachos en la playa, gritaríamos, Sevilla y Barranquilla, que maravilla!

Cinco minutos después de los Andaluces llegaron dos mejicanas, cinco minutos mas tarde un australiano y quince minutos después, pedíamos la segunda cerveza en el bar mas cercano al Andy´s House (ese era el nombre del Hostal). Una cerveza tan cara como el plato de lasaña. Antonio y Ma Ángeles contaron sus travesías por Italia y ella afirmó, mirando su copa, que lo único que le había faltado era ligar, y yo, mirando su cara… le pedí que no perdiera las esperanzas.

Cinco días después, a la cinco de la madrugada, nos despediríamos, con su aliento a tabaco y el mío a wiskey, para dejarnos con el corazón chiquito y las esperanzas intactas.

El australiano renunció a nuestra excursión del día siguiente, después de habernos pasado toda la noche traduciéndole las historias, así que a las 11am yo estaba con las dos mejicanas y los dos españoles frente al principal templo de la iglesia católica. La plaza mas grande, bonita e imponente en la que he estado hasta ahora. Era miércoles y el viejo Benedicto debía dirigirse a sus feligreses, pero también era Agosto, hacía mucho calor y el estaba de vacaciones, así que lo hizo a través de dos pantallas gigantes desde su cómoda casa de campo.

Si la plaza es absolutmante exuberante, el templo no se puede describir con palabras. Sirve para lo que fue construido, no dejar duda del poder de Dios, un Dios de cuerpo perfecto, tallado y dorado. Todo está perfectamente limpiado, cuidado, pulido, pintado, decorado. No necesitas ser ateo para pensar que esta es una de las pruebas mas contundentes de la avaricia, prepotencia, codicia y arrogancia de la humanidad. Caminaba bajo cúpulas que me abrían la boca sin quererlo, pisaba un suelo que me hacía pensar en “La esperanza” ese barrio de desplazados por la violencia en Malambo, muy cerca de Barranquilla, donde los niños juegan descalzos sobre las calles sin pavimentar y cultivan gusanos... en sus estómagos. No obstante, entré a una de las capillas y le di las gracias al Dios en el que creo, por tantas bendiciones que no merezco.

Un rato después, entramos a almorzar a una Tabola Calda, un restaurante típico donde hay un bufete delicioso. El italiano que me atendió me dijo que le pagara luego y todavía me está esperando, el que reza y peca empata, dice el viejo refrán.

El museo del Vaticano debe ser una de las muestras mas grandes de arte en el planeta, al menos de arte religioso. Cuadros del año 220 donde se masacran niños, cuadros, esculturas telones con vírgenes, santos, ángeles, sangre y oro (seguramente del robado en América Latina) por todos lados. Cualquier palabra es poca, todo es absolutamente impresionante y digno de admirar o al menos de mirar. Una monja, por ejemplo, miraba muda la bañera de al menos 4 metros de diámetro, quise preguntarle si al igual que yo estaba imaginándose las orgías que montarían ahí los romanos, pero no era justo joderle la excursión y los 11 euros que cuesta entrar ahí. 11 euros por 50.000 o mas personas diarias... por 350 días… desde hace cuántos años? - no sé, no puedo, no debo, no quiero pensar porque empiezan a gritar los gusanos de mi panza, primos hermanos o al menos compatriotas de los del barrio “La esperanza”.

Un rato después, bordeámos el río y le hicimos un par de fotos al Foro, al obelisco y a la Piazza Venecia, cenamos pasta y yo hablé con los Ángeles de María hasta pasada la media noche.

Para el tercer día había un nuevo inquilino en nuestra habitación múltiple. Habitación que si dejara que Eros hiciera de las suyas, hubiese sido mas Romana que nunca pero que hasta ahora, no era si no hispánica, así que al italiano recién llegado de Bolonia no le quedó otra... que aprender español.

Nuevamente salimos todos juntos pero resultó que para entrar al Foro también había que pagar y resulta que para los menores de 25 años hay un descuento, a menos que no pertenezcas a la Comunidad Europea. Aún sí estudias y/o trabajas en ella, no tienes derecho al descuento, tienes que ser ciudadano para que te descuenten 5 euros. Supongo que esta política es debido a que la Unión Europea entrega fondos y le hace estos regalos a sus ciudadanos para que se sientan orgullosos. Podrán ellos sentirse orgullosos de pertenecer a una institución con políticas tan discriminatorias?

El Foro, el Circo Máximo, el Coliseo, piedras testigos del paso del tiempo, piedras testigos de la barbarie, piedras que me enredaron y me hicieron perder en una tontería de esas tan deliciosas, que se parecen al amor.
En su exposición, Eros se supo controlar y ella le tomó una foto a los dos ángeles que se besaban, intentando robárle, el alma a las piedras.

Tiempo después, me encontraba frente a la Plaza Spagna, viendo las escalinatas e imaginándome la Toyota 4x4 que bajaría por ahí hace unos meses a las cuatro de la mañana conducida por un borrancho, la historia no me la habría creído si no fuese porque el borracho era un colombiano.
La Piazza del Popolo o Plaza del Pueblo, tenía el color y clima perfecto cuando llegamos, los tigres echaban agua fresca por la boca y Arturito, un francés que se había unido a nuestra excursión, se moría de la sed. Ella se agarró al tigre y yo me agarré de su cintura soñando no caer jamás.
Al llegar a casa quiso también a mi robarme el alma en una foto pero me defendí robándole un beso del que una semana despues, parece que no nos hemos repuesto.

La verdad no se si fue ella, o el exceso de humo de porros y tabaco en la habitación, pero de ahí en adelante el orden de esta historia lo tengo distorcionado. Ya no recuerdo qué pasó antes y qué despues, de quién fue la culpa, si del ROMAnticismo, del cansacio, del humo del porro o de la combinación de todo. De ahí en adelante… Roma ilusión, Roma sueños y Roma pasión… Roma Trastévere, Roma cerveza, Roma sonrisas, Roma deseos, Roma es Amor.

Confieso no tenerlo muy claro, solo sé que una noche, en la excursion no eramos cinco, sino once. Recuerdo fotos en el interior de un bus, donde en vez de wiskey se gritaba ¡clíitoris! y el francés y el italiano pedían una explicación entre las carcajadas. Recuerdo un bar junto al río, una cerveza cara y en la mesa todos cantando, “que lástima pero adios, me despido de ti y me voy…” Recuerdo un par de hormosas niñas catalanas, como salidas de un cuento de adas, deambulando junto a nosotros, flipando con la ciudad de noche, con el Coliseo iluminado y la Fontana de Trevi desnuda, hipnotizándonos, desnudándonos.

He perdido el hilo de la historia, los recuerdos ahora son oníricos, pero conservo la imagen de los besos robados, de los pantalones de colores y el vestido blanco. Recuerdo dos francesas que llegaron despues de las mejicanas y dormían casi desnudas, recuerdo el seco y desesperante calor de la habitación y ocho cuerpos destilando deseos en su interior.
Y recuerdo una playa de noche, con una luna casi llena de fondo y una romana mas linda que la luna, en primer término. Y se me antoja una sonrisa, su sonrisa en medio de la brisa fría e impenetrable de la noche que se acabó sin darnos tiempo.
Y recuerdo aún más borrosa su despedida, la tristeza y la brisa fría nuevamente y el nuevo día lleno de vacío y de caras y de tetas y de nalgas tostándose en la playa… y la pienso en el avión de su regreso. Y otra vez cae la noche y vuelve a amanecer, y nuevamente camino por Roma solo, con una maleta pesada en mis hombros y reviso las calles y el mapa… y todo parece mentira.

Llego entonces a la Plaza de la República y pienso en un porro, meto la mano en el bolsillo y lo sacó. Miro a mi alrededor como si estuviera haciendo algo raro y lo pongo en mis oidos, le doy play. “Hoy quiero gozar, quiero vivir en Salsipuedes, tierra de ilusión donde el amor nunca se muere, ven... ven y verás de corazón a Salsipuedes, y tu cantarás con gran amor a tus quereres…”

Volví a la estación de Termini, volví al aeropuerto, volví a Barcelona y volvía a pensar en la Fontana de Trevi, en Roma y en ella.

Sobre todo en ella cuando bajando por el parque me preguntaba: -¿entonces tu tienes un blog?-
- Sí –
- ¿Y sobre que escribes?
- Pues sobre lo que me ocurre y lo que se me ocurre.
- Ya… pero cual es el objetivo de tu blog?

-Bueno… objetivo creo que no tiene, pero la idea es que no se sepa que parte es realidad y que parte es ficción, dejar dudas sobre cuándo estoy hablando en serio… y cuando no.-

“Salsipuedes... tierra de amor, Salsipuedes... por ti soñé, Salsipuedes... bella mansión, Salsipuedes... tierra de fe.”

Los personajes

El Tony, el tío, el Campe. Tiene solo una pantaloneta, dos camisas y acciones en la bolsa. A sus casi 50 años solo ha trabjado 6 meses como profesor, fuma mas de 10 porros diarios y según él, lo ha probado todo. No se dejaba tomar fotos. De Sevilla.



Bueno este ya saben quien es... de Barranquilla.




Que pea compi... que pea!






Al menos los hombres estuvimos atolondrados las dos primeras horas de la noche, pensando que fueran pareja. Las catalanas que mejor me han caido en tan poco tiempo. Que buena energía, salieron desenfocadas... será que eran un espejismo? De Barcelona.




Estudia en Londres y junto con su amiga tomaron mas fotos que todos los japoneses. De Ciudad de Méjico.




El Rey Arthurito, (de muy cerca de París) tiene la facultad de abrir cervezas con la boca. Todos los días lee Le Monde y cree que la Revolución no solo es posible, si no necesaria. Tiene 20 años y parece de 27. - Aunque yo sobre eso no digo nada…



Samuel tiene 21 años y mas puestos que un metro. De Bolognia



El eslabon perdido entre experiencia y juventud. Si te detienes un poco, puedes ver como rovolotean seres transparentes sobre su cabeza. De Granada.

Mi historia con el Júnior.


Debo confesarlo, el primer equipo que adoré fue el Atlético Nacional, era el único que tenía espacio en la televisión y yo siempre preferí ver el fútbol que jugarlo. Sospecho que me hice hincha del Júnior en el mundial del 90, cuando la figura del Nacional se puso a mamar gallo frente a la delantera de Camerún y nos eliminaron. Al loco Higuita lo perdoné mucho tiempo después, cuando entendí, que este personaje, nacido en un barrio marginal de una de las ciudades mas peligrosas del mundo, pudiendo ser atracador de bus, sicario, paramilitar, narcotraficante o Senador de la República, había decidido por voluntad propia, ser el mejor arquero del país y tapar con las patas para arriba un balón que iba para el fondo de la red en el mítico estadio de Wembley.

En cualquier caso, desde los 6 años el Júnior ha sido mi equipo y una de las noches mas felices de mi vida la pasé en Titos Bolos, de pie, sobre una mesa y frente a una pantalla gigante. Era el ultimo minuto y de contra golpe, Valenciano recuperó el balón en nuestro terreno y puso un pase perfecto para Pachequito que corría por el centro del Metropolitano, después de bajarla con el pecho y llegar hasta el borde del área colocó el pase para el Pibe que como siempre amagó con disparar y como siempre todos se comieron el amague. El mono fue el único que vió entrar a Mackensy que sin ninguna vergüenza se sacó al arquero y embutió con el alma el balón al fondo de la red, para irse a celebrar con medio estadio que ya se había bajado de las gradas. En Titos Bolos, la voz de Edgar Perea sonó con intensidad y el himno de Barranquilla le sacó lágrimas a mas de uno. Yo con mis 9 años no dejaba de abrazar a mi padre que para ese entonces, era un gigante sabelotodo a quien le tenía que explicar hacia que lugar del campo atacaba nuestro equipo.

La 84 se llenó mas que cualquier viernes de reina y yo me subí en una camioneta para lanzar desde ahí, toda el agua que pude hasta que un sueco me pegó en la cabeza. No se trataba de un ciudadano del país europeo si no de un zapato femenino, de moda por esos días en Colombia y que alguna mujer, seguramente mamada de la incomodidad que le producía al bailar y de mi exagerada tiradera de agua, lanzó desde algún lugar del pavimento. El chichón me lo rezaron con Aguardiente Cristal y yo reuní 5.000 pesos en agua, para seguir con mi desorden.

Con la cuarta estrella en el 95, me sentí hincha del mejor equipo del mundo y los partidos de la Copa Libertadores se convirtieron en acontecimientos que empezaban en la tarde y terminaban casi al amanecer. Fiestas en las que yo no dejaba de robarme los cuadritos de queso costeño bañados en limón y de espulgar las uvas pasa en el maní de los adultos.

Después de eso, mi pasión por el Júnior aumentó y el equipo se derrumbó. En esa ciudad sin líderes dignos ya no sabían que inventar y hasta la Selección se fue a jugar a Bogotá. Ir al estadio se convirtió en un delicioso purgatorio y ser hincha del equipo tiburón otra divina oportunidad para burlarnos de nosotros mismos.

Pero como no hay mal que dure cien años ni equipo con tan mala suerte, por fin se armó un grupo que empatizaba y Palacios me recordó a Bolaños, y el Piojo se me pareció al Niche, Arzuaga sacó pinta a Valenciano y un argentino ratificó que nunca habrá nadie como el Pibe. Y así me fui a vivir a Bogotá, con la camiseta de campeón que aún me pongo en Barcelona, la ciudad con uno de los mejores equipos del mundo y en donde me he vuelto mas colombiano que antes y mas juniorista que nunca!

Plumas reconocidas y sus amores en:

Cuarenta y nueve B con setenta y seis

Carito se asomaba a la ventana
y yo me asomaba al balcón.
Carito tiraba un beso,
que me partía el corazón.
A Carito le dije que fuéramos novios
y ella nunca dijo que nó.
Carito me enredaba la vida,
al lado del matarratón.
Carito creció conmigo
y me encendió la ilusión.
Carito bailaba una salsa...
yo ya olvidé esa canción.

Carito desapareció un día
y desde entonces la esperé,
me asomé en el balcón con cautela
y solo a su abuela encontré.
Hoy me puse a acordarme de ella...
y me reinventé esta canción
que de un momento a otro
me devolvió la emoción.

–“Caminando por la cuadra de la mano te llevaba,
quería decirte mil cosas
y jugando te alejabas...
y no pasaban las horas
y era mi felicidad...
yo te regalaba el cielo,
tu te ponías a cantar...
eras la niña más linda
de toda la vecindad
y te di un beso en la boquita...
que me supo a libertad.
Carito de caramelo,
corazón de ajonjolí,
que dulces que eran los tiempos,
cuando comencé a vivir...
aquellos fueron los tiempos
cuando yo te conocí."-

Y sentado esperando me agregó,
y de pronto a mi Messenger entró,
12 años después me emocionó...
y sin entenderlo otra vez me enamoró.

Carito ahora esta casada,
y baila lejos de ahí...
la casa de sus abuelos,
donde aprendió a sonreír.
Y su hija le pregunta
-"¿Con quién chateas mamá?"-
y Carito le responde:
-"Ombe pues con tu papá!"-

–“Y yo quiero volver al lugar donde nací,
y regresar a esa cuadra cerca al mar
y que sus manos me vuelvan a sentir
y que sus calles me vuelvan a encontrar."-

Y ver a la niña mas linda...
de toda la vecindad,
que ahora me manda un zumbido,
junto a un beso virtual...
que esta tarde en Barcelona,
a mi me sabe a libertad.

Guapa

Me ronda en la cabeza un disparate, tus ojos. Me da vuelta el cerebro, tu cintura. Se silencia mi mirada, tu sonrisa. Se me atrofian los sentidos, toda tú. Déjame creer que la historia aún no termina, déjame creer que no ha empezado todavía. Quédate tú y tus miedos y yo y mis mentiras, y yo y tu cultura y tú y mi arrogancia, y los dos y el silencio, y la soledad absoluta, en el espacio abierto. Es que me ronda en la cabeza un disparate, tu boca, un disparate delicioso, un espectáculo.

Reality go!

Cuando el man empezó nadie le paró bolas, cansados de las labores diarias y del dolor en el alma, su familia lo vio partir. La gente se enteró después... y yo los entiendo, a nosotros nadie nos dijo que existía Sandoná, pero existe, el profe Moncayo nos dio también, esa lección.

Y mataron a los diputados, seguramente mas o menos tan corruptos como los demás políticos del país, pero con familia, y con los mismos derechos de todos los humanos, los mataron estando privados de la libertad y por lo tanto, los mataron estando muertos. Pero ese día pocos les pararon bola, -“full barro”- dijeron mis amigos, pero la tragedia empezaría horas después, Colombia pierde 5 a 0 con Paraguay.

Y el man siguió conociendo gente, gastándose los pies, pensando en la nueva cara de su hijo, pensando que se hace camino al andar, tal vez nunca vio Furrest Gump, pero se fue uniendo uno que otro, todos cansados, mamados de la indiferencia, de las palabras repetidas, de las columnas, de los bloggs y de los noticieros, del desplazamiento, del hambre, de los guerrillos y los paracos.

El directivo mandó a llamar a su reportera estrella, le ofreció carro con aire acondicionado y microondas. Ese mismo día estaba junto al profesor y hubo full reality y full show sin pagar derechos a cadena extrajera. Historia, personaje, drama, lagrimas, alegría, objetivo, sobrenombre, slogan, consigna, personajes secundarios, bravo! el rating sube y todo es made in Colombia!
-“Manda un SMS con la palabra PROFE si crees que el Presidente Uribe debe atender a Moncayo...”-

Y el man siguió caminando, pensando en que el Man está vivo y que Colombia no está muerta. –“Manda un SMS con la palabra CANCI si crees que el Presidente Uribe debe darle la cancillería a Moncayo y quitársela a Araujo.”-

Y el man siguió haciendo lo que hacía a diario, educando a gente. Y la gente siguió haciendo lo de siempre, viendo la tele. Y Moncayo solo pidió un día del padre o de la madre o de lo que sea, pero con su hijo.
Y al mejor estilo de Factor X, la plaza se llenó de fans polarizados y llegó la gran final y los ganadores, como casi siempre, Caracol, RCN y las FARC. Y Uribe salió a recibirlo, mostrando su corazón grande de campaña, con su astucia para evadir responsabilidades, con su prepotencia natural de mandatario guerrero, con su perfidia para atraer cámaras, para montar show.

Y Moncayo y su valor y Moncayo y su rabia y Moncayo no pidió votos, ni fama, ni plata, y la gente en las casas, esperando que hiciera su aparición el pelao, pero el pelao no apareció.
Y yo... que en los últimos 9 años he terminado el colegio, he pagado para no ir al Ejército, he estudiado una carrera y un master, he vivido, he viajado, me he enamorado... y yo que estoy lejos y a veces no quisiera enterarme ni opinar, yo... con mis 23 ruedas, me imaginé en al selva desde los 14, y no me aguanté.

Este sitio

Shakira en Berlín, Celia Cruz en África, los Rolling Stone en Barcelona y Peter Manjarrés en Cienaga. El video que quieras, en una mismo buscador.
La mujer que besaste por primera vez en tu vida, la que viste una sola noche y la que algún día conocerás. El man que te robaba las papitas fritas en primaria, con el que jugabas súper triunf, con el que te diste trompá y no te acuerdas por qué y el que jugaba bola e trapo y no sabía perder. Todos en una misma página.
La que le gusta hacerlo con perros, la que prefiere una orgía con burros y la de 60 años que va pa esa con tres pelaos de 20.
La página de las FARC, la de los periodicos y noticieros, la de las AUC y la de la Casa del pobre Nariño, que nunca se imaginó que se pudiera llegar a tanto.
La música de mis amigos, los pensamientos de mis conocidos, con los comentarios de mis enemigos y con la falta de oficio de la mayoría. Todo a partir de una misma página.
En fin... ya hay tantas y tantas webs que yo quisiera que la mía fuese clara, organizada, y con alguna lógica, pero mas que lo intento cada vez la red tiene menos cara de red y menos lógica posible, por eso este blogg sigue pareciéndose mas a un rollo de papel higiénico, a una tira de butifarras o a una película de cine que a un sitio web.

Por eso, tratando de aportar a tu falta de tiempo, aquí van cinco que me gustaría leyeras antes de hacer clic en la equis de la esquina superior derecha.

1) Aqua, segunda parte.
2) Quien lo vive es quien lo goza.
3) Salvaje.
4) ¿Qué harías tu si en un país lejano te preguntaran por Colombia?
5) Un Sábado anormal.

Ah y como con el jugo de naranja, de ñapa... Ñ) No sé que título poner.

Otro recomendado musical.

Mi historia social es cartelera
todo un personaje de novela
de amor he sufrido lo imposible
pero ya encontré mi compañera
es una muchacha buena
que estudia psicología
con Freud va a arreglar la vida mía, sí
La invité a salir un día cualquiera
psicoanalizamos las estrellas
bebí de su mano el amor tibio
y besé su boca de Maicena
pero al besarla de pronto
alguien apagó la luna
dime vida mía qué te abruma a ti??
Me corre una calentura
la cabeza me da vueltas
se me aflojan las rodillas
se me cae la resistencia
y bailan en mi cabeza
lucecitas de colores
porque yo tengo una alergia
a tus besitos de amores
Ay, es que eso le da a cualquiera
el beso (d)e la ciguatera
una condena que llevo
por comer pesca(d)o de arena
se me aflojan los huesitos
de los pies a la cabeza
no hay antídoto en la tierra
ni en medio de las estrellas
ni un tesecito que cure
el beso e la ciguatera
Pero eso le da a cualquiera
el beso e la ciguatera
psicoanaliza mi pena
como freudiana, morena
un menea(d)ito que heredo
de alguna tribu e Nigeria
no hay antídoto en la tierra
ni en medio de las estrellas
ni un tesecito que cure
el beso e la ciguatera
[Improv.]
Oh, ey...Cuándo pasará, no sé
qué le voy a hacer (cora, cora, coro, coré)
quiero que tú me... coquito, quiero
para yo quererte
Quiero que tú me... coquito, quiero
para yo querete ¡Viene!...

Locu-torio. (Pa qué otro nombre)


Se va laura. El gordo tiene la barba en forma de candado, la cabeza un poco calva y la voz aguda, me pide un bono de cinco euros y se va en busca de sus novios, no se cuantos tiene pero son muchos, los contacta, les dice cosas sucias, se divierte viendo fotos de sus vergas erectas, luego les cuelga y se pone a ver las aventuras de la pequeña Lulú y de Heidi en Youtube.

Naomy tiene los ojos indios, como le gustan a Alfredo Gutiérrez y a mi, quisiera que me rescatara de este circo. Se esconde tras la pantalla de mi computador, se agacha, vuelve aparecer, mueve sus trenzas con picardía, pero la mamá la toma por su diminuta mano y se la lleva, quisiera decirle suegra pero tal vez me confunda con Michael Jackson, solo le pregunto su nombre y su edad, responde Noamy y me muestra 4 dedos. Laura volvió.

Sandra lleva tres horas y medio jugando solitario. El catalán de su lado juega parqués, responde un mail, ve un video de Madona y se ríe de algo que lee.Se va Laura. La señora peruana ronda los setenta, hace dieciséis años llegó y hace catorce vende pisos, no ha comprado el suyo y tampoco le interesa... –“son muy caros”- argumenta. Me pide que saque a la chica que está en cabina uno porque es la mas cómoda y quiere llamar de ahí. –“¿Cómo no le vas a hacer el favor a esta pobre vieja?”- dice.

Laura llega, otra vez se conecta y por fin se encuentra con Machupichu, nadie conoce su verdadero nombre, pero da igual, me pregunta que si esta noche si la puedo dejar sola para su cita privada, le pregunto si con el peruano y o con el ecuatoriano, me mira, se ríe y me responde: -No se, según tú, ¿dónde queda Machupichu?”-La de la cabina 3 grita histérica que la llamada no le sale, yo le cambio de operador, de cabina, ella sigue histérica yo le digo que espere unos minutos. Sigo en MSN, sigo en youtube, sigo enviando mails a empresas productoras, sigo buscando becas, convocatorias, tratando de entender el periódico y escribiendo este post. Laura se fue, no dijo adiós.

La peruana me pide que le abra su correo, que ella no entiende mucho de eso, me muestra su mail y su contraseña, le explico que no tiene nada, se pone nerviosa y entra a la cabina siete.

-“Sor Amalia? Sor Amalia?... Si si, soy yo desde España... páseme al padre Augusto por favor...”- Dice la boliviana –“Padre Augusto? Ay padre menos mal lo encuentro Padre, si yo se que allá es muy temprano pero yo lo llamo para confesarme”-

Llega Laura otra vez y tras de ella la rumana con sus curvas perfectas y su coquetería intacta. Yo me la quiero tragar en un suspiro, soy evidente y ella lo nota, se sonroja, sonríe y luego dice: me voy para Colombia a operarme, me voy a poner tetas y a hacer liposucción, allá cuesta mil euros y acá seis mil. –“voy en Febrero, con dos amigas!”- -“Vamos! le digo... pa Carnavales y luego te operas.”- Me imagino con ese mujerón y sus amigas llenos de maicena y con la botella de aguardiente en la mano... me imagino a Checo Acosta, a Sergio Vargas, al Joe Arroyo y yo con las rumanas al lado... buscando quilleritas para bailar.

A aguardiente olían los dos que llegaron, con acento de paisas y pasaporte boliviano hicieron un giro a Manizales para un nombre que tenían apuntado en un papel arrugado, dos mil quinientos eruos. Yo pensé en la finca cafetera pero puse cara de idiota. Juan Luis cantaba ojalá que llueva café yo adelanté y sonó buscando visa para un sueño.

A tiempo

15:56 y me siento a esperar que la luz salga del túnel y el tren arribe. El reloj dice que demorará al menos 04:04 y yo aprovecho para pensar en ella, la primera mujer a quien amé aunque el amor a esa edad no estuviera bien identificado (vaya uno a saber si ahora si). Ahora mismo, ella, en Miami, abre la nevera, saca un vaso de yogurt, se lo entrega a su hija de dos años como desayuno y se acuerda de mi, acaba de ver en su portátil que la agregué a facebook, me recuerda en el balcón, llamándola a gritos, contando hasta 30 para salir a buscarla, aprendiendo a besar en el callejón de los muertos, justo debajo... del palo de mangos. 15:57 y mi madre se alista para ir al trabajo, ya hizo gimnasia, desayunó, escucho la noticia de los 506 doctores en el Chocó y dejó a Mario en el trabajo. 15:59 y mi amiga rompe el capitulo tres de la radio novela en Timor del Este, a pesar de su actitud los chicos siguen embalados, hablando en su lengua, ella se hala los pelos y se queda con varios en la mano pero cambia la lagrima por sonrisa... desde la ventana ha visto volar una ballena. 16:00 y el puto metro nada que pasa, trato de relajarme un poco pero el cuerpo me arde como nunca, el morbo por encontrar una playa nudista me hizo caminar mas de la cuenta y tal vez aquí el sol no se ponga nunca vertical pero de que quema, quema. 04:53 pm, ni a mi portátil ni a mi nos gusta la hora militar, el MSN se conecta solo y un viejo amigo que vive en Bogotá, acompaña su nickname con un texto que dice: -“esta noche en Killa”- -“sabroso!” - Le escribo yo... -“sabroso tu allá”- me responde él.

in crescendo


Crecer implica dejar cosas.
Crecer significa tomar decisiones, riesgos, tener voluntad.
Crecer es creer en lo que uno es y en lo que puede llegar a ser.
Para crecer es necesario intentar, insistir y aprender a perder.

Hubo ideas inconcretas y como realizador de lo que no estaba seguro pasé a defender algo que ni yo mismo me creía del todo, por eso mi proyecto no pasó el pithcing y el grupo se desbarató como un castillo de naipes. No obstante, la amistad se mantuvo y la intención de hacer las cosas bien, también.

Así me integré a in crescendo, con la idea de aportar a algo que aún no terminaba de cuajar, con la idea de aprender a escuchar. Escuchar sonidos que inquietan, sonidos llenos de historia tocados por niños talentosos que reconfirman que no hay talento sin disciplina, de escuchar nuevamente las palabras de expertos a los que les llamaba la atención el proyecto, las palabras de una chica que parecía tener muchas películas en la cabeza, algunos temores y una claridad asombrosa sobre lo que no quería, de escuchar a otras a quienes nunca había escuchado y que tenían mucho que decir.

Así se dio todo y con trabajo, paciencia y errores reconfirmé que el chip se puede cambiar una y otra vez, que lo único que está realmente claro, es que falta todo por aprender, que nunca terminaremos.

Así se presentó in crescendo, demostrando que crecer es solo posible con perseverancia, con paciencia, con determinación, disfrutando de las cosas mínimas, sin perder la posibilidad de asombro, la inocencia y la capacidad de sonreír. Gracias Teresa, Clarissa, Vicenta, por esta linda oportunidad, de seguir creciendo.

http://increscendoc.blogspot.com/

Las vainas de Barceloca

Uno va caminando por Las Ramblas como siempre, mirando gente de distintos colores, escuchando sus distintas lenguas, se mete entonces por una calle estrecha del Barrio Gotico, camina sin rumbo, se pierde y misteriosamente vuelve a aparecer en las mismas y porpulares Ramblas.
Ahi, como siempre, todos alzan las cabezas, y en las manos tienen camaras de fotos y de video, se detienen, comentan, casi que se abrazan sin tocarse pero esta vez no fotografian a un artista callejero, es Woody Allen, rodando su ultimo film.

Doctor Ñame


Sé que te suena raro que te escriba yo, a mi también me suena raro y triste tener que hacerlo, puedo jurarte que si por mi fuera jamás te enviaría una carta.
Aunque que creo en la tolerancia, en la posibilidad de la comunicación y de la reflexión, esta claro que no se debe hablar con terroristas y yo no creo que exista algo mas terrorífico que pasar mas de 30 años en el Honorable Congreso de la Republica a punta de ladrillos y tejas de zinc.

No obstante estimado Ñame, o Mañe, o Mane o Name o como te llames, entenderás que si te escribo es porque lo amo y amor es así, irracional, sacrificado y a veces implica hasta la propia humillación... tal vez solo para llorar tranquilo, para morir en paz.

No se realmente por qué lo amo, tal vez porque en el aprendí a cantar un himno, a bailar la cumbia, a caminar buscando la sombra, a sacarle las espinas a la mojarra, a comer mangos lavados con manguera, porque me atrapó con sus cadillos y con sus atardeceres en Puerto.

Por eso te escribo, porque no se que mas hacer, le he hablado varias veces pero ya no me escucha, está desganado, resignado, no cree en nadie, esta como atornillado a tus pies, el poder de tu sexo no lo deja volver a creer, no se que lo que puede doler esa experiencia pero definitivamente lo marcaste. Tú que le enterraste el ñame hace tantos años y en silencio lo prostituiste, rifándolo entre tus colegas los honorables, sin siquiera importarte que fueran cachacos o paisas, que estuvieran armados o que usaran corbatas.

No entiendo aún, tubérculo humano, maldito e insípido engordado por las arterias de la miseria, cómo puedes tener el descaro de ahora pedir su mano, cuando todos sabemos que en cualquier esquina, de noche y de día has incendiado su rancho, sabiendo que ya no es el mismo niño de antes. Te aclaro que no tengo nada contra los maricas, solo contra los violadores.
No obstante te escribo, en estos absurdos intentos de esperanza, porque me atrevo a pensar que si fuiste capaz de sentarte en la misma silla de Escobar, hablar de futuro con Gaviria, hacerte el tonto con Samper, ratificar que la paz no era negocio con Pastrana y ahora tomarte fotos abrazado con Uribe, eres capaz de cualquier vaina, inclusive, hasta dejar hacerlo daño a mi Atlántico.

Noche de San Juan


Juana no entiende nada.

Por la cabeza del padre de Miquel pasa todo como en una película, la sonrisa de su hijo, de Jordi y de los demás, los bocatas sin terminar de preparar y hasta la música de Alejandro Sanz que sonaba de fondo. La madre de Miquel solo llora, llora desconsolada, rogándole a un Dios en el que nunca ha creído que le devuelva una esperanza que según los médicos, nunca se debe perder.

Juana no entiende nada, tampoco su madre, tampoco su padre, tampoco su abuelo, tampoco sus vecinos, tampoco su país, tampoco yo.

A Miquel le habían dicho en el colegio que la sangre era roja pero el nunca la había visto. Juanita aún no se había desarrollado pero la sangre había vivido cerca de ella desde que nació en Juanchaco, un caserío a 40 minutos en lancha, del puerto de Buenaventura.

Los médicos del Hospital Sant Pau intentan reconstruir los tejidos de la cara que Jordi por poco destruye con un petardo. Jordi es el mejor amigo de Miquel, nunca habría querido hacerle daño, el volador lo tiró a cualquier parte, mientras celebraba la tradicional noche de Sant Joan. Ni Miquel, ni sus padres, ni sus tíos, ni el propio Jordi, quien no ha dicho una sola palabra desde el suceso, creyeron posible recibir la llegada del verano en el hospital que Gahudí diseñó para Barcelona.

Para Buenaventura mandaron a Juanita en una lancha rápida que llegó muy tarde y allí se despidió de este mundo globalizado con el mismo olor a pólvora que Miquel guardaba en sus fosas nasales, pero además, con una esquirla de hierro clavado en el pulmón. Un pedazo de tractor retorcido por mentes aún más retorcidas que se disputan un corredor para la exportación al primer mundo, de cocaína colombiana.

Espejismo

Acomodo la camisa arrugada y me miro los ojos vanidosos, mis agujeros negros me hicieron sonreír, pero sobre todo recordar. Recordar mis ojos frente a mis ojos con solo 8 años, llenos de lagrimas por noticias que después entendería mejor.

Y fue así como entendí que este espejo de hoy no solo hablaba del yo de ahora sino que reflejaba el de antes, ese que a los 12 años se encerró frente a si mismo, para entender que las sensaciones mas placenteras de la vida eran gratis y no tenían nada que ver con el pecado, aunque en el colegio le hablaran hasta de pelos en las manos.

Así, como si estuviera a punto de morir, como en la proyección de mi película, me encontré con 15 llorando frente a mi mismo, al descubrir que lo unico que me gustaba de mi novia eran las tetas, y que aunque no era poco, no era suficiente y tocaba decidirse a dejarla… para salir a enamorarse.

Entonces pasaron los años y me encontré bajo el espejo y frente a mis ojos el reflejo de su espalda desnuda y entre mi pelo sus manos y entre nuestros sexos, el amor enredado. Luego me dieron ganas de partir el puto espejo cuando me dijo: ya no te quiero.

Mojo mis manos con perfume barato y las paso por el pecho con la firme ilusión de planchar la camisa, no lo logro y sin embargo la sonrisa se me convierte en carcajada; la cita de esta noche me recuerda que el reloj da vueltas para que nosotros aprendamos a disfrutar de nuestra propia belleza, antes de morir.

No sé que titulo poner.


-“Ni Perla sabia como encarrilar su vida ahora que tenía un hijo, ni yo sabía a donde me llevaba la serbia que conocí en media calle; Anabel no tenía ni idea de qué le hablaba Perla; Perla no sabía que hacer con su miedo; Libia no sabía que hacer con los remedios vencidos y se tomaba todo lo que encontraba; Tiburón no sabía quien era su dueño; el conde muerto ignoraba que lo habían desenterrado; Clementi no sabía donde estaba su hermano, si en la panza del guepardo o todavía huyendo despavorido…”-

Seguramente, Jorge Franco no sabe que yo leo su tercer libro en el metro de Barcelona, Barcelona no sabe que existe Barranquilla, Barranquilla no sabe pa donde se fue el progreso, la rubia de enfrente no sabe que museo visitar, la chinita de hace un rato no sabe donde toma la línea dos y tampoco lo sabe preguntar en Español, el africano de mi lado no sabe si es un sueño estar aquí, la cubana no sabe cuando volverá, la del bolso negro no sabe cuanto la desea el de las gafas oscuras, el de las gafas oscuras no sabe porque a veces piensa en su exmujer y tampoco sospecha, que el marica del ipod, se lo quiere comer.
Mi madre no sabe donde ando yo, mi jefe no sabe cuanta plata me sobro y yo no se, si se la quiero devolver.

-“Todas las mañanas uno se levanta sin saber nada, uno simplemente confía en que no haya cambiado lo esencial y que lo que duele y estorba haya desaparecido”- Me dijo Jorge y bajé del tren, como diría la canción… “hoy puede ser un gran día y mañana también”

Por la selección...


Mientras los primer mundistas salen a sus paseos de verano a cualquier lugar del planeta, se acerca la Copa America, y nuestro continente le da aún mas tiempo a las noticias del balón. Pegados aún mas al televisor los Latinoamreicanos le rogamos al mismo Dios que nos ha visto morir de hambre que nos regale al menos una alegría que nos haga recuperar la dignidad que creemos haber tenido.

Mientras tanto, Mario Vargas Llosa, de quien disfruté mucho las Travesuras de la niña mala, escribió el prólogo de El regreso de los Idiotas, un libro donde se explica por que estamos cada vez mas jodidos: -"Porque lo cierto es que a pesar de los casos exitosos de modernización que señala el ya conocido de Chile y el promisorio de El Salvador, así como los triunfos electorales de Uribe en Colombia, de Alan García en el Perú y de Calderón en México, lo cierto es que en buena parte de América Latina hay un claro retroceso de la democracia liberal y un retorno del populismo, incluso en su variante más cavernaria: la del estatismo y colectivismo comunistas."-

El libro ademas de a Chavez, Castro y Morales trata de idiotas a Ignacio Ramonet y a Noam Chomsky, entre otros... con lo cual yo decidí quedarme callado y prenderle esta vela a la Selección de muchachitos que van pa Venezuela ilusionados con darle alguna alegría a la patria... la pregunta es ¿cuánto tiempo durara prendida?

The Big Fish


Ayer chatié con un viejo amigo y hablando de todo un poco me dijo: -"no hace falta la que se fue, hace falta la que no ha llegado"-

Si lo dice ese man yo le creo, 235 aventuras, 18 novias y 3 esposas, entra las cuales, una es mi madre, avalan su experiencia en la materia.

Por si acaso...

Déjame con la mirada colgada en tus pupilas,
con la boca vaciada de mentiras.
Déjame tonto y devuélveme la alegría.
Déjame engañarte solo lo necesario,
déjame encontrarme... con lo que tu andas buscando,
déjame escucharte, mientras aprendo a estar callado.
Déjame rodearte el cuerpo con sonrisas,
déjame soñar con tus manos, tus caricias.
Déjame invitarte, a un café por la mañana
y mandarte un sms... en plena madrugada,
Déjame enamorado, de la idea de enamorarme
déjame escribirte, sin el susto de asustarte.
caminando para inscribirme... en el destino de tus palmas, déjame mirarte, cuando bailas sevillanas.

Las vainas de Barceloca


El barco de los locos fue una famosa película, pero además, es un proyecto de arte alternativo (como si algun arte no lo fuera), una aventura en toda la extensión del significado. Un riesgo que tomaron unos amigos artistas y amantes del teatro que van de puerto en puerto, por el mediterráneo, llevando cultura a las ciudades. En el barco crean, escriben, actúan, duermen, comen, hacen el amor y le demuestran al mundo que la locura es relativa. El otro día, caminando por el puerto, me senté frente a ellos y viendo el costo de la entrada al show que montan, entendí que ni de locos ni de bobos tienen mucho, mas bien, asumieron la vida como un viaje en el que el buen viento y la buena mar siempre existirán, mientras la fe sea suficiente.


Tocaba ir.




Llegue aturdido por el filo de las 4pm después de todo un dia en el metro de Barcelona. Entre diciendo: ¿aja familia? Y fue bueno por que por fin, alguien me respondió.
Emanuel se levanto del sillón y canto: “Oye que chocho bonito, oye que chocho bacano, el que tiene ella… en la falda…” Escuchar esa champeta a esa hora de la tarde a miles de kilómetros de distancia de Cartagena no era tan absurdo como saber que salía de la boca de un Argentino.
Gire la cabeza sin decir nada y vi a Rossana, mi amiga monteriana, que muerta de la risa seguía junto con Cristina, la catalana novia de Emanuel, viendo el video de El chocho en Youtube. Si! Reírme! ¿que mas podía hacer?

Pero si la tarde con mis nuevos compañeros de piso empezó loca, se pondría peor (o mejor) cuando al mendocino se le ocurrió decirme que fuéramos al estadio.

A las ocho llegamos a la parada de metro mas cercana al Camp Nou y un rato después, aun de dia, estábamos tres argentinos y yo en la puerta comprando las dos boletas que faltaban. Fue entonces cuando descubrimos que las dos que ya se habían comprado, correspondían a la tribuna de Argelia y fue entonces cuando el Argentino que quedaba sin boleta fue absolutamente enfático: “Noo boludo!! Ahora si estoy culiao, mis dos amigos en la barra de Argelia y yo en la de Argentina, con un puto colombiano que acabo de conocer.”

A mi por supuesto el comentario no me dio rabia sino risa, sobre todo, cuando un tipo bajito, gordito y con cara de paisa dice: “A ver pues mijo, venga le doy 10 euros por las dos parcero”

Saviola, Messi, Aimar, Crespo, Tevez, Zanetti, los Argentinos no tienen una si no varias grandes selecciones, asi que espero que me perdonen, pero estar ahí ratifica que para conocer la mayoria de las cosas tienes que vivirlas… sobre todo en lo cultural.
Contra Argelia no la vieron tan fácil y cantaron, brincaron, sufrieron y rieron como cualquier hinchada. El amistoso estuvo divertido, 4 – 3 y me sirvió para corroborar que los latinoamericanos somos demasiado parecidos y que el fútbol nos apasiona, particularmente, porque es uno de los pocos fenómenos sociales que nos ha dado identidad, que nos ha permitido sentirnos orgullosos de lo que somos y son los futbolistas nuestros únicos héroes. O ustedes creen que todos los colombianos tenían claro donde quedaba Cúcuta, antes de la Copa?

Al dejar las gradas, me invadió una tristeza que no entendía muy bien al principio, pensé que era decepción porque el Nou Camp se ve mas bonito en televisión, pero poco tiempo después entendí que lo que me hacia falta era el olor a meao cuando bajas las escaleras del Metropolitano, el cielo despejado de la noche currambera, la brisa que corre por la Circunvalar, la mirada perdida desde la ventana en el cruce de Juan Mina, la voz de Villazon coreada a todo pulmón, la lata de Águila, el escándalo de afuera, aquel olor a butifarra y a maicena… en fin, ese cojeculo que se forma siempre en esa ciudad mediocre, que yo amo con intensidad.

Para bailar...


El primer guión de “Para bailar se necesitan dos” lo leí frente a la pantalla de mi computador, hace varios años en el insoportable bochorno de mi ciudad natal. Esa vez, el mail se lo respondí a Juan Pablo con la seguridad del convencido, ese que solo responde con una frase. “Ojalá solo para bailar fuesen necesario dos”

Pero el tiempo pasa y uno aprende, como en aquel poema, uno aprende que para hacer cine se necesitan mucho mas que dos, uno aprende que la labor es titánica pero que la vida es cortica y uno crece, y entiende, que es mejor bailar solo... que con alguien que no te pilla el paso.
De Salsa 8, pasamos a la Plaza del Rey de la Catedral de Barcelona, a donde, según los guías turísticos, llegó Colon hace mas de cinco siglos, cargado de indígenas latinoamericanos.
Ahí estábamos nosotros, como para la foto de Pelaos en el Heraldo, Guillo Trujillo, Alejo Castillo, Ana Cecilia, Fruco y sus tesos y yo, poniendo el granito de arena pa convertir en película, la coreografía que Juancho adaptó a esta ciudad de la que todos estamos un poco enamorados.

Y uno confirma entonces, que la vida es de compromisos, que el no arriesga un huevo no gana un pollo, que la amistad es una de las formas mas concretas del amor... y uno confirma, que lo que queremos contar, son historias nuestras, con mucha salsa, sabor y dolor.

Confirmas que necesitas comunicarte, que el cine es muy caro y muy mágico, confirmas que a todos nos falta mucho por aprender, que nunca terminaremos.
Un suspiro entonces y confirmas que has tomado decisiones correctas, que el que no puede o no sabe bailar, le hace falta algo, aprendes y confirmas... que la vida no tiene plan de rodaje o que en cualquier caso, se puede replantear una y otra vez.

Confirmas que no es necesario tener claro el rumbo, si llevas el paso infinito del caminante y no te detienes... ni en el camino, ni en el amor.

Ahora lo entiendo mejor...

Del caribe aflora
Bella, encantadora
Con mar y rio
Una gran sociedad

Barranquilla hermosa
Yo te canto ahora
Con gratitud y amor
del cantor al pueblo que adora
A la nobleza y sentir
De su gente acojedora
A MI PATRIA CHIQUITA QUE ME APOYÓ

blablabla blebleble blobloblo
blablabla blebleble blobloblo

...coje mi resolución
Que lo sepa todo el mundo
que en Barranquilla me quedo

blablabla blebleble blobloblo
blablabla blebleble blobloblo

En Barranquilla me quedo
en tierra firme me quedo
puerta de oro y de la salsa
PAN ME DIO QUE YO LE PEGO
Y SI A MI ME MENTEN PRESO
BARRANQUILLA A MI ME SACA... tu ves?
En Barranquilla me quedo
me quedo a gozar
EN BARAQUILLA ME QUEDO SABROSO Y NA MAS...