No sé que titulo poner.


-“Ni Perla sabia como encarrilar su vida ahora que tenía un hijo, ni yo sabía a donde me llevaba la serbia que conocí en media calle; Anabel no tenía ni idea de qué le hablaba Perla; Perla no sabía que hacer con su miedo; Libia no sabía que hacer con los remedios vencidos y se tomaba todo lo que encontraba; Tiburón no sabía quien era su dueño; el conde muerto ignoraba que lo habían desenterrado; Clementi no sabía donde estaba su hermano, si en la panza del guepardo o todavía huyendo despavorido…”-

Seguramente, Jorge Franco no sabe que yo leo su tercer libro en el metro de Barcelona, Barcelona no sabe que existe Barranquilla, Barranquilla no sabe pa donde se fue el progreso, la rubia de enfrente no sabe que museo visitar, la chinita de hace un rato no sabe donde toma la línea dos y tampoco lo sabe preguntar en Español, el africano de mi lado no sabe si es un sueño estar aquí, la cubana no sabe cuando volverá, la del bolso negro no sabe cuanto la desea el de las gafas oscuras, el de las gafas oscuras no sabe porque a veces piensa en su exmujer y tampoco sospecha, que el marica del ipod, se lo quiere comer.
Mi madre no sabe donde ando yo, mi jefe no sabe cuanta plata me sobro y yo no se, si se la quiero devolver.

-“Todas las mañanas uno se levanta sin saber nada, uno simplemente confía en que no haya cambiado lo esencial y que lo que duele y estorba haya desaparecido”- Me dijo Jorge y bajé del tren, como diría la canción… “hoy puede ser un gran día y mañana también”

3 comments:

Anonymous said...

¿Y a quién carajos le importa el título con ese lujo de texto?!!! Hasta ganas de leer a Franco me dieron...

PINGUIS...escribiendo desde... said...

te lo juro es de lo mejor que has escrito, y eso ya es mucho decir...

ayer escuche atentamente esta frase: ¨Marce, te digo la verdad...No se, Ni me importa¨

Aida said...

Muchos años sin saber de ti y hoy al ver tu nombre en el correo te recordé, aquel falco que me hacia reír con todas esas cosas extrañas que hacia con su cuerpo, me dio curiosidad y me dirigí a leer el correo, cosa que no hago pero tu nombre me animo ya que no tenia ni idea por que tenias mi correo, créeme leí todo tu espacio y cada relato me pareció genial y este al cual, me imagino quieres buscarle titulo, me llevo a ver que de la vida uno cree tener y pasar por lo peor y no se da cuenta de que todo puede ser pasajero que mejores cosas pasaran, que cada cabeza es un mundo, cada persona tiene su película creada, y cada cual la vive como quiera ya sea llena de sufrimientos y culpabilidades o simplemente de lo que muchos no podemos alcanzar o la conocemos por pedacitos "la felicidad", creemos que en el amor esta la solución y no aprendemos ni siquiera amarnos a nosotros mismos, queremos que todo se nos de pero no nos esmeramos por conseguirlo o peor aun no damos las gracias cuando lo tenemos.
¿Qué piensas tú? ¿Qué pienso yo? ¿Qué piensan los demás? Yo creo que la clave esta en observar y no ver, en escuchar y no oir, si nos detenemos a observar y escuchar a las personas incluso a nosotros mismos podríamos comprender en donde esta esa piedrita que nos trastorna o la que nos hace felices pero es esa piedrita la que no queremos conocer o que por lo menos muchos que la conocen la ignoran y prefieren sufrir, aferrarce a lo que mas daño les hace y lo convierten en momentos de felicidad para encontrar ratos de tristeza.
Bueno menos carreta y mas al punto, como dijo alguien en un comentario q te dejaron yo creo que a este texto no le hace falta un titulo el solo texto puede llevar a las personas a pensar muchas cosas e incluso darle un titulo o una perspectiva diferente, deja que las personas se envuelvan con tus palabras, pero que sean tus sentimientos los que los hagan sentir sus propias vivencias y que a través de ti reflejen su propia vida a su acomodo.