Locu-torio. (Pa qué otro nombre)


Se va laura. El gordo tiene la barba en forma de candado, la cabeza un poco calva y la voz aguda, me pide un bono de cinco euros y se va en busca de sus novios, no se cuantos tiene pero son muchos, los contacta, les dice cosas sucias, se divierte viendo fotos de sus vergas erectas, luego les cuelga y se pone a ver las aventuras de la pequeña Lulú y de Heidi en Youtube.

Naomy tiene los ojos indios, como le gustan a Alfredo Gutiérrez y a mi, quisiera que me rescatara de este circo. Se esconde tras la pantalla de mi computador, se agacha, vuelve aparecer, mueve sus trenzas con picardía, pero la mamá la toma por su diminuta mano y se la lleva, quisiera decirle suegra pero tal vez me confunda con Michael Jackson, solo le pregunto su nombre y su edad, responde Noamy y me muestra 4 dedos. Laura volvió.

Sandra lleva tres horas y medio jugando solitario. El catalán de su lado juega parqués, responde un mail, ve un video de Madona y se ríe de algo que lee.Se va Laura. La señora peruana ronda los setenta, hace dieciséis años llegó y hace catorce vende pisos, no ha comprado el suyo y tampoco le interesa... –“son muy caros”- argumenta. Me pide que saque a la chica que está en cabina uno porque es la mas cómoda y quiere llamar de ahí. –“¿Cómo no le vas a hacer el favor a esta pobre vieja?”- dice.

Laura llega, otra vez se conecta y por fin se encuentra con Machupichu, nadie conoce su verdadero nombre, pero da igual, me pregunta que si esta noche si la puedo dejar sola para su cita privada, le pregunto si con el peruano y o con el ecuatoriano, me mira, se ríe y me responde: -No se, según tú, ¿dónde queda Machupichu?”-La de la cabina 3 grita histérica que la llamada no le sale, yo le cambio de operador, de cabina, ella sigue histérica yo le digo que espere unos minutos. Sigo en MSN, sigo en youtube, sigo enviando mails a empresas productoras, sigo buscando becas, convocatorias, tratando de entender el periódico y escribiendo este post. Laura se fue, no dijo adiós.

La peruana me pide que le abra su correo, que ella no entiende mucho de eso, me muestra su mail y su contraseña, le explico que no tiene nada, se pone nerviosa y entra a la cabina siete.

-“Sor Amalia? Sor Amalia?... Si si, soy yo desde España... páseme al padre Augusto por favor...”- Dice la boliviana –“Padre Augusto? Ay padre menos mal lo encuentro Padre, si yo se que allá es muy temprano pero yo lo llamo para confesarme”-

Llega Laura otra vez y tras de ella la rumana con sus curvas perfectas y su coquetería intacta. Yo me la quiero tragar en un suspiro, soy evidente y ella lo nota, se sonroja, sonríe y luego dice: me voy para Colombia a operarme, me voy a poner tetas y a hacer liposucción, allá cuesta mil euros y acá seis mil. –“voy en Febrero, con dos amigas!”- -“Vamos! le digo... pa Carnavales y luego te operas.”- Me imagino con ese mujerón y sus amigas llenos de maicena y con la botella de aguardiente en la mano... me imagino a Checo Acosta, a Sergio Vargas, al Joe Arroyo y yo con las rumanas al lado... buscando quilleritas para bailar.

A aguardiente olían los dos que llegaron, con acento de paisas y pasaporte boliviano hicieron un giro a Manizales para un nombre que tenían apuntado en un papel arrugado, dos mil quinientos eruos. Yo pensé en la finca cafetera pero puse cara de idiota. Juan Luis cantaba ojalá que llueva café yo adelanté y sonó buscando visa para un sueño.

2 comments:

El Armadillo said...

hey loco...lo dos últimos post son de los que mas me han gustado... firme la jugada....

Pa' cuando las frias???

Anonymous said...

y eso no es nada, lo que le falta ver y oir a uno... oye y tù crees que las rumanas van a quedarse en quilla, desuès de la operaciòn se vienen pacá a recuipera la plata, jajaja, clientes esperan.

super me siento.. identificada, ya sabes.... locutorios, locos todos!

ana C