¿Que harias si en un pais lejano te preguntan por Colombia?

Pues les hablas, desde tu inocencia, desde tu sapiencia y desde lo mas profundo de tu vergüenza. Le explicas, que Colombia es mas que 100 años de soledad y 40 de guerra. Que es mas que 32.000 mil paramilitares que nadie cree que estén desmovilizados, mas que 2.000 secuestrados y dos millones de desplazados, le explicas que es un territorio mas grande que Francia, España y Portugal juntos, le explicas que Colombia sabe a banano, a café, a pan de bono y a arepa de huevo, que huele a flores, a eucalipto y a arequipe y si a esto a tu interlocutor le da igual, pues te emputas y le dices que en Colombia nació la primera mujer que fue arbitro de fútbol en unos juegos olímpicos, y si no le es suficiente, pues le cuentas que los colombianos somos el exportador numero uno de huesos humanos y que aunque tampoco entiendes muy bien que significa eso... es cierto, pues sale en la pagina web de la Fundación Yo Creo en Colombia. Te preguntas entonces ¿Como no creer en una Fundación que se llama Yo creo en Colombia? Y no dices mas nada.

Luego de dar las respuestas te alejas de todo, pensando en que te han preguntado por tu mama y no has sabido que culo responder... porque la amas, y el amor es así, bruto, ciego, sordomudo y rubio como nuestro orgullo, como nuestra popstar.
Revisas el periódico para explicar de mejor manera la próxima vez, que tu madre patria es un pedazo de tierra donde nadie puede estar tranquilo, un postre que se reparten guerrilleros, narcotraficantes, paramilitares, políticos corruptos, multinacionales mas corruptas y el tío Sam, un lugar donde se asesinan periodistas, profesores, sindicalistas, un lugar postulado para ser la sede del mundial de fútbol del 2014.
Recuerdas entonces que en tu pueblo aman a su presidente, quien cambio la constitución para reelegirse, un paisita bonachón y temperamental que conoce a la perfección el país y sus regiones. Que maneja cada cifra con exactitud, sabe cuantas personas visitaron el parque del café la pasada semana santa, cuantos terroristas han sido dados de baja, cuanta información oculta hay en los computadores del DAS y cuantas arepas de huevo se venden en Cienaga, Magdalena, cada domingo.
Un salvador que hace yoga y cree en Cristo, un genio admirado, respetado y patrocinado por George W. Bush. Un brillante líder que nombra Canciller a un tipo que llevaba 6 años secuestrado en la selva, que no habla ingles y que fue destituido en gobiernos pasados por corrupto.
Es entonces cuando piensas: “¡Mas sabe el diablo por diablo que por viejo!” y entras en crisis, y quieres desaparecer, suicidarte de risa y sentirte orgulloso pero no puedes, encuentras una noticia mas en el periódico que te deja sin aliento: Marbelle esta loca por Lenny Kravitz, no el cantante si no su mascota, un gallo con quien poso para las camaras, antes de su nueva cirugia estetica.


No sabes que pensar, solo sabes que la amas, como a tu madre, porque gracias a ella eres lo que eres, porque la conoces, porque la respetas y la has aprendido a querer, a pesar de sus errores, sus defectos y sus virtudes. (estoy hablando de Colombia, no de Marbelle) Entiendes entonces que no la podrás dejar, aunque sea necesario alejarse para extrañarla, para recordarla, para reconocerla mejor y para entender que a la larga te toca fabricar tu propia vida aunque sea lejos, sin olvidarla. Porque salir de su burbuja, de su barriga, de ese espacio donde eres alguien, te hace fuerte, cortar ese cordón umbilical te permite revalorarla, redescubrir toda si miseria, toda su belleza.
Quisiera salir a la calle pero no puedo dejar el puesto solo, administro un Café Internet en la Avenida Meridiana de Barcelona y un inmigrante me pregunta: -“y tu, de que país eres? No se que coño responder, le pido que se siente a mi lado, entro a
www.youtube.com y coloco lo primero que se me ocurre, aparece en un instante: “Joe Arroyo y Diomedez Diaz cantando Mi Primera Cana en el Carnaval de Barranquilla de 1997” quedo inmóvil y se aguan mis ojos, no se si de rabia, de tristeza, de risa o de emocion.

5 comments:

Anonymous said...

oye pelao, sigues escribiendo bien
sigues recordándonos a quienes te hemos escuchado, nuestra deuda con este país...
sigues insistiendo en algo que sé que pronto te sonará, y entonces a los/as demás colombianos/as
sigues ipregnadndo de la sensillez, espontaneidad y claridad sucintamente los corazones de quienes creemos que este país no nos debe dar vergüenza, nos debe dar más sentido de responsabilidad por hacerlo mejor
y en tanto, por ser mejores seres humanos nacidos/as en Colombia
gracias!

Cachafla said...

Muy buena reflexión. En mis noches de soledad aquí en esta fría ciudad, fría por la misma gente no por el clima, me llegan recuerdos de esa caliente puerta de oro (oxidada así como lo dices tú) donde se encuentran los recuerdos de mi adolescencia y mis primeras veces (sexo, borracheras, escapadas, etc). Y eso que estoy a 18 horas en bus de distancia! Me pregunto que será de mi cuando algún día esté tan lejos como tú.

Por otro lado, sigo pensando qué piensas (valga la redundancia) exactamente del señor Uribe jajaja.

Anonymous said...

es algo que un paisa jamás podrá escribir...
está sin anestesia pero con sentimiento
no se trata de cagarse en Colombia pero tampoco de negar su realidad.

Anonymous said...

tal vez, cuando te preguntan, debes responder asi. comparte con ellos lo que sientes y no tratas de esconder ni evitar lo que esta adentro.

Caro said...

Magníficamente escrito, con razón, sensibilidad e inteligencia. Molt bé Mr Cohen.